Contáctanos

Deportes

Tres justas en Europa dejan sensaciones positivas a Elena Oetling rumbo a Juegos Olímpicos

Oetling compartió a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), que fue emocionante volver a competir y descubrir si sus rivales habían mantenido su nivel tras el parón de actividades por el coronavirus.

Redacción

Hace un mes, la deportista mexicana Elena Oetling, velerista y especialista en clase radial, volvió a las regatas internacionales con una productiva gira en Europa que incluyó tres competencias al hilo; en su regreso a nuestro país, aseguró que hubo una mejora en sus resultados, así como la detección de fallas, las cuales debe corregir en su camino a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, justa aplazada para 2021 por la pandemia de covid-19.

Oetling compartió a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), que fue emocionante volver a competir y descubrir si sus rivales habían mantenido su nivel tras el parón de actividades por el coronavirus.

“No sabía qué esperar o cómo se iban a presentar, si las atletas habían seguido entrenado o si el nivel iba a bajar o no, después de la cuarentena; había incertidumbre”, agregó.

Tras descubrir que el nivel era alto, ella y su equipo procuraron no sobrecargar demasiado, para evitar lesiones.

“Sabíamos que iba a estar muy pesado; sin embargo, me sentí muy bien, las mejoras fueron muy grandes, pues nunca había competido en un Campeonato Europeo, lo había hecho en mundiales y el nivel es muy similar”, agregó.

Asimismo, dijo que sus resultados comparados con las versiones anteriores de este tipo de campeonatos y regatas importantes, mejoró.

“Me siento muy contenta y satisfecha, valió la pena todo el trabajo que hicimos y que sigo haciendo con mi entrenador, esto nos aclara el panorama de qué es lo que tenemos que trabajar y cómo están las rivales y el resto de las flotas”, destacó.

En la justa de Kiel Week, en Alemania, culminó en el lugar 26; en la Europa Cup, finalizó sexta y en el Campeonato Europeo llegó en la posición 53, números que forjan carácter y experiencia en la mexicana, pues bravos oleajes y un clima de hasta 10 grados centígrados, fortalecieron a Oetling.

“Kiel Week fue una regata de condiciones muy duras en las que no suelo entrenar mucho y se notó. Le dije a mi entrenador que necesitamos hacer un campamento en un lugar donde haya esas condiciones tan duras”, dijo la mexicana con autocrítica luego de entrar en condiciones poco conocidas: “Con viento y olas, revelamos una debilidad que tenemos porque no me había tocado eso en México”.

Por otro lado, Oetling Ramírez, adelantó que existe la posibilidad tanto de participar en una regata nacional como de cerrar el año en un campamento en Italia, a fin de continuar con su preparación y mantenerse activa, ya que su plan de competencias se reanudará hasta marzo de 2021, para entrar de lleno al camino a Tokio 2020, y mencionó que pese a todas las dificultades por la pandemia, se mantiene paciente ante la situación actual en el mundo.

“Tenemos un plan de trabajo donde le daríamos la importancia a las competencias en poder ser constantes; es lo que vimos que nos hace falta, esa experiencia. Todo depende de cómo vaya a estar la situación el año que entra, pero un plan ideal, es cumplir con el circuito que empieza a partir de marzo en Europa, hasta junio-julio previo a los Juegos Olímpicos. Hay cosas que están completamente fuera de mi control como la situación de los Juegos Olímpicos, no debo preocuparme por cosas que no controlo, pero controlar lo que sí está a mi alcance, como mi actitud, motivación, entrenamiento -y así fue como llevé toda esta etapa- espero seguirla de aquí a que lleguen los Juegos de Tokio”, puntualizó.