Contáctanos

Internacional

Trabajar en casa supone más riesgos y menos sueldo, advierte la OIT

En promedio, ganan un 13% menos en el Reino Unido; un 22% menos en Estados Unidos; un 25% menos en Sudáfrica y alrededor del 50% en Argentina, la India y México.

Redacción

Las personas que trabajan desde su domicilio, cuyo número ha aumentado sustancialmente debido a la pandemia de COVID-19, ganan menos dinero que los que trabajan fuera de casa y corren más riesgos. Un informe de la Organización Internacional del Trabajo pide más protección para ellos.

Según estimaciones de la OIT, antes de la crisis del COVID-19, había alrededor de 260 millones de personas que trabajaban desde sus casas, lo que supone el 7,9% del empleo mundial. El 56% de esos trabajadores (147 millones) eran mujeres.

En los países de ingresos bajos o medianos, el 90% de estas personas desarrollan su labor de manera informal.

Estos trabajadores suelen estar peor remunerados que los que trabajan fuera de casa, incluso en profesiones más cualificadas. En promedio, ganan un 13% menos en el Reino Unido; un 22% menos en Estados Unidos; un 25% menos en Sudáfrica y alrededor del 50% en Argentina, la India y México.

Los teletrabajadores afrontan mayores riesgos de seguridad y salud y tienen un menor acceso a programas de formación, lo que puede repercutir adversamente en su trayectoria profesional.