Contáctanos

Regional

Se perdieron más de 290 mil pesos con la destrucción del Monumento a la Matanza en Tehuacán

Dicha obra se realizó durante 30 días de trabajo diario, un tiempo récord porque no tuvieron descanso para la elaboración; se colocaron elementos de la naturaleza, de cosmovisión, color y formas, que representaban la región.

Miriam Rodríguez

Más de 290 mil pesos se perdieron con la destrucción de la obra del Monumento a la Matanza, que corresponde a un chivo que en meses pasados fue retirado del Parque Ecológico, donde fue colocado para que los ciudadanos y turistas lo pudieran apreciar.

El artista Samuel García, lamentó que no se tuviera la atención adecuada por parte de las autoridades para resguardar las obras realizadas con el fin de contar con iconos que representan las tradiciones o gastronomía del municipio, por lo que comparte la molestia ciudadana que ha causado esta situación que fue difundida mediante imágenes en redes sociales.

Mencionó que como artistas locales solo esperan el respeto de las expresiones artísticas, por lo que consideró que lo sucedido con las obras representativas de la matanza del 2018 es un retroceso, pues en un principio se les brindó el apoyo, y a dos años de su creación, las piezas han sido destruidas.

Indicó que la versión de que se iban a restaurar no tenía caso, e incluso, ante el hecho que las obras fueron vandalizadas, no se llevó a cabo un mantenimiento adecuado.

Expuso que dentro del proyecto él diseñó el Monumento a la Matanza, en colaboración con 6 personas más, que corresponde a la figura del chivo de más de 3 metros, el cual en las imágenes difundidas en las redes fue destruida y abandonada en el Parque el Riego.

Dicha obra se realizó durante 30 días de trabajo diario, un tiempo récord porque no tuvieron descanso para la elaboración; se colocaron elementos de la naturaleza, de cosmovisión, color y formas, que representaban la región.

Asimismo, indicó que el proyecto se dividió por lo que el “colectivo nómada” elaboró la cazuela, un obelisco metálico y 20 piezas de chivos en tamaño natural, hechos de resina; en tanto, Samuel García se encargó del Monumento a la Matanza.

Agregó que “es importante que las autoridades tengan mayor cuidado sobre las piezas que nos representan en lo general, pues son pagadas con los impuestos que se recaudan y son motivo de la cultura”.