Contáctanos

Internacional

Se moviliza la ONU para ayudar a Filipinas tras el paso del super tifón Goni

Alrededor de 68,6 millones de personas se vieron afectadas, incluidos 24,3 millones que viven en las zonas más golpeadas por el fenómeno natural.  Unos 724 mil niños de las familias más vulnerables también fueron afectados.

Redacción

Las agencias de la ONU y los actores humanitarios en Filipinas se están movilizando para apoyar a las comunidades afectadas por el súper tifón Goni, que se ha extendido por todo el país, dejando una devastación masiva a su paso.

El tifón, nombrado localmente como Rolly, tocó tierra en la madrugada del domingo (hora local) con vientos catastróficamente violentos de hasta 280 kilómetros por hora y lluvias torrenciales que afectaron 230 kilómetros a la redonda.

Según la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), alrededor de 68,6 millones de personas se vieron afectadas, incluidos 24,3 millones que viven en las zonas más golpeadas por el fenómeno natural.  Unos 724 mil niños de las familias más vulnerables también fueron afectados.

Las agencias informan importantes inundaciones y daños en las infraestructuras. Según despachos de prensa, al menos 20 personas han perdido la vida, incluido un niño de cinco años, debido a ahogamiento y al derrumbe de escombros. La mayoría de las víctimas se encuentran en la provincia de Alban, donde los deslizamientos provenientes del Volcán Mayon sepultaron una aldea completa.

“Las agencias de la ONU y las ONG humanitarias ya están trabajando con los departamentos y oficinas gubernamentales pertinentes, la Cruz Roja de Filipinas y con grupos del sector privado para coordinar nuestros esfuerzos en apoyo a la realización de evaluaciones rápidas de necesidades, y para ayudar rápidamente a las personas más vulnerables atrapadas en la senda destructiva del tifón”, aseguró Gustavo González, coordinador Humanitario de la ONU en Filipinas.

González pidió a la comunidad seguir las orientaciones dadas por las autoridades. “La gente de Filipinas es increíblemente resistente, pero este fue un tifón muy peligroso “, añadió.

RESPUESTA DE LA ONU

Las agencias de la ONU están respondiendo y apoyando los esfuerzos nacionales. OCHA está coordinando los sectores humanitarios y organiza a los socios humanitarios y de desarrollo en las áreas afectadas para apoyar las evaluaciones del desastre.

La Organización Internacional de las Naciones Unidas para las Migraciones (OIM) estáapoyando a las autoridades filipinas en la gestión de los centros de evacuación, mientras que el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) ha recibido una solicitud de apoyo logístico para la distribución de alimentos.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) por su parte ha colocado de antemano suministros de emergencia para las familias y está listo para brindar apoyo vital.

“Los niños se encuentran entre los más vulnerables en cualquier emergencia. Estamos monitoreando de cerca la situación y estamos profundamente preocupados por la supervivencia, el desarrollo y la protección de los niños en riesgo “, dijo la agencia de la ONU, que ofreció movilizar rápidamente a socios y proveedores para ayudar al gobierno si es necesario.

Los actores nacionales también se han movilizado para evaluar la situación y para apoyar a las autoridades en los esfuerzos de búsqueda y rescate, y para brindar ayuda inmediata a las comunidades más afectadas a medida que se desarrolla el desastre.

FUENTE: ONU