Contáctanos

Internacional

Se consolida el fenómeno de La Niña y amenaza con lluvias por encima de lo normal en el norte de América del Sur: OMM

La OMM intensificó el apoyo a los organismos humanitarios internacionales para intentar reducir los efectos del fenómeno entre los más vulnerables, pues la capacidad de hacer frente a la pandemia COVID-19 está al límite.

Redacción

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) constató este miércoles la instalación de un episodio del fenómeno La Niña que se espera que dure hasta el próximo año, una situación que se prevé afectará las temperaturas y los patrones de precipitaciones y tormentas en muchas partes del planeta.

La declaración mundial sobre el desarrollo del episodio de fenómeno atmosférico servirá como punto de partida de los gobiernos para que organicen su planificación en sectores sensibles al clima, como la agricultura, la salud, los recursos hídricos y la gestión de desastres.

En paralelo, la OMM intensificó sus tareas de apoyo y asesoramiento a los organismos humanitarios internacionales para intentar reducir los efectos del fenómeno entre los más vulnerables en un contexto en que la capacidad de hacer frente a la pandemia COVID-19 está al límite.

Según las previsiones del organismo, se espera que el actual episodio de La Niña sea de “moderado a intenso”. El último episodio intenso se registró entre 2010 y 2011 y le siguió un episodio moderado el año siguiente.

“La Niña es un fenómeno que produce un enfriamiento a gran escala de la temperatura de la superficie del océano en las partes central y oriental del Pacífico ecuatorial, además de otros cambios en la circulación atmosférica tropical, a saber, los vientos, la presión y las precipitaciones. Por lo general, tiene efectos en el tiempo y el clima contrarios a los de El Niño, que es la fase cálida del fenómeno denominado ‘El Niño-Oscilación del Sur’”, especificó la OMM.

LA NIÑA PUEDE PROLONGARSE HASTA 2021

El último boletín sobre El Niño/La Niña de la OMM destaca la “alta probabilidad” (90 %) de que la temperatura de la superficie del océano Pacífico tropical se mantenga en los niveles propios de La Niña hasta finales de 2020, y tal vez hasta el primer trimestre de 2021 (55 % de probabilidad).

Esta situación se produce tras un año sin registrarse condiciones propias para ninguno de los dos fenómenos.