Contáctanos

Internacional

Reportan masacres en Etiopía

Si bien los detalles de los presuntos asesinatos en masa denunciados por Amnistía Internacional en Mai-Kadra, en el suroeste de Tigray, aún no se han verificado completamente, Bachelet pidió una investigación completa.

Redacción

En medio de informes emergentes de matanzas en la ciudad de Mai-Kadra, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó este viernes una alarma cada vez mayor por el rápido deterioro de la situación en la región etíope de Tigray.

Bachelet advirtió que, si las fuerzas regionales de Tigray y las fuerzas del gobierno etíope continúan por el camino en el que se encuentran, “existe el riesgo de que esta situación se salga totalmente de control, provocando un gran número de víctimas y destrucción, así como el desplazamiento masivo dentro de Etiopía y a través de fronteras “.

Si bien los detalles de los presuntos asesinatos en masa denunciados por Amnistía Internacional en Mai-Kadra, en el suroeste de Tigray, aún no se han verificado completamente, Bachelet pidió una investigación completa.

“Desde que comenzó la violencia a principios de noviembre, más de 14.500 niños, mujeres y hombres han huido a Sudán en busca de seguridad, sobrepasando nuestra capacidad actual de brindar ayuda. Mientras tanto, los servicios para 96.000 refugiados eritreos dentro de Tigray se han visto seriamente interrumpidos, con informes de un número creciente de etíopes que se han desplazado internamente”, explicó el portavoz de la Agencia de la ONU para los Refugiados, que también ha demostrado su preocupación por la situación.