Contáctanos

Local

Personal de enfermería permanece al frente de la batalla contra el Coronavirus

Con calidad y calidez, estas enfermeras y enfermeros han cuidado a los miles de pacientes que han transitado por las unidades médicas a causa de esta enfermedad desconocida en el mundo y de la cual aún no hay cura.

Redacción

Con compromiso y vocación de servicio, un total de mil 600 enfermeras y enfermeros de los Servicios de Salud han sido los que se han sumado a la batalla contra el COVID-19 durante esta pandemia, destacó el secretario de Salud, José Antonio Martínez García, al reconocer el trabajo de este personal.

En el marco del Día Nacional de la Enfermería, el funcionario resaltó que son parte fundamental en la atención a los pacientes que contrajeron la enfermedad: “han confirmado la importancia de nuestra profesión dentro de la sociedad, se han entregado con pasión, gusto y responsabilidad sin importar hora, día o lugar”, subrayó.

Señaló que, con calidad y calidez, estas enfermeras y enfermeros han cuidado a los miles de pacientes que han transitado por las unidades médicas a causa de esta enfermedad desconocida en el mundo y de la cual aún no hay cura.

Además, reconoció la ardua labor de este personal del sector salud en el estado, que en su totalidad asciende a 5 mil 754 personas.

Martínez García recordó que la celebración del Día Nacional de la Enfermería fue instituida en 1931 a iniciativa del doctor Castro Villagrana, quien era director del Hospital Juárez de México para enaltecer la labor de las mujeres y hombres que se dedican a esta abnegada profesión y que están en la primera línea de atención de salud.

En su oportunidad, la jefa Estatal de Enfermería, Alida Cedillo Bolaños expresó su reconocimiento al trabajo en estos nueve meses de sus compañeros y compañeras, pues son los que han estado al inicio de la vida y al término de la misma, siendo como hasta ahora, el primer y último eslabón de contacto con los pacientes.

Destacó que han estado en situaciones tan difíciles de dolor y pérdidas valiosas de vida no solo del paciente y familiares, también de sus propios compañeros que realizaron su mejor desempeño y perdieron la batalla frente a SARS-Cov2, siempre en cumplimiento de la preservación y cuidado de la vida.