Contáctanos

Cultura

Mostrará el Cecut su colección de piezas de palo fierro en línea

Conforme a la técnica tradicional, la madera se talla usando herramientas manuales y piedra pómez para las tallas más finas y grasa animal para los acabados.

Redacción

Como parte de los esfuerzos por divulgar el contenido de su acervo permanente de arte popular, el Centro Cultural Tijuana, organismo de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, dará a conocer su colección de piezas de palo fierro, artesanía tradicional de la región noroeste cuyo nombre alude a la dureza de la madera con que se realiza.

El palo fierro es la denominación que se da a la madera del árbol conocido como olnaya (Olneya tesota, su nombre científico); nativo de México, este árbol se distingue por su gran dureza, es de lento crecimiento y sólo se encuentra en la región del Golfo de California: Sinaloa, Sonora y la península de Baja California.

Con el título “Las artesanías de palo fierro”, el gerente de Colecciones, Registro y Conservación del Cecut, Carlos Alberto García Cortés, ofrecerá en línea una cápsula informativa sobre esta colección de arte popular que reúne cerca de una decena de piezas artesanales, las cuales resguarda y conserva la institución.

La videocharla se transmitirá este miércoles 10 de febrero en punto de las 18:00 horas (tiempo del Pacífico) a través de la cuenta cecut.mx de Facebook, en el marco de la campaña nacional Contigo en la Distancia de la Secretaría de Cultura federal. 

Tradicionalmente, el grupo Comca’ac (Seri u “hombres del desierto” en yaqui) utilizaba la madera del árbol olnaya para la fabricación de herramientas y no fue sino a partir de la década de los años 60 del siglo pasado que inició la creación de piezas de arte popular con este material, representando los animales de su ecosistema (desierto-mar), motivo por el cual se observa en su producción animales marinos y terrestres.

Conforme a la técnica tradicional, la madera se talla usando herramientas manuales y piedra pómez para las tallas más finas y grasa animal para los acabados.

Por la resistencia que ofrece la dureza del material, la elaboración de una sola pieza, un Caracol finamente tallado de unos 45 centímetros de largo y 25 centímetros de altura, como el que podrá observar el público en la videocharla, puede prolongarse hasta tres meses.

A fines de la década de los 70, otros grupos incursionaron en la producción de esculturas de palo fierro mediante el uso de herramientas eléctricas y productos derivados del petróleo, lo que abarató la producción con grave costo para la artesanía tradicional.

Adicionalmente, la deforestación del árbol de palo fierro por parte de las compañías carboneras y la producción “industrial” de piezas, han reducido de forma significativa la producción del grupo Comca’ac.

En tales circunstancias, la técnica tradicional pervive con dificultades en unos cuantos poblados de Sonora como El Desemboque, Punta Chueca, Pitiquito y algunos más, en territorio continental, y en la Isla Tiburón, en el Golfo de California.

El Centro Cultural Tijuana tiene en su colección piezas elaboradas por los “seri” u “hombres del desierto”, las cuales podrá conocer el público desde la comodidad de su hogar.