Contáctanos

Izúcar de Matamoros

Más de mil 500 productores inician siembra de flor de Cempasúchitl en Atlixco

Durante la cosecha se generan más de 20 mil empleos temporales, especialmente en la elaboración de más de medio millón de maletas de flor, que son distribuidas en la Plazuela de Santa Rita.

Enid Herrera

Productores de la región de Atlixco iniciaron con la siembra de flor de cempasúchil, esto, por la cercanía de los festejos de Todos Santos, uno de los más esperados por los atlixquenses debido a la derrama económica que deja.

Será el próximo 25 de octubre cuando se lleve a cabo la cosecha de aproximadamente 500 hectáreas de flor de cempoalxóchitl y terciopelo, esto con la participación de más de mil 500 productores; así, la flor estará lista para la venta y distribución en más de 16 estados del país.

Durante la cosecha se generan más de 20 mil empleos temporales, especialmente en la elaboración de más de medio millón de maletas de flor, que son distribuidas en la Plazuela de Santa Rita.

De acuerdo con Lorenzo Díaz Ortega, coordinador de Industria Santa Rita de la Plazuela del Productor, esta actividad es una de las más importantes del municipio pues, solo el año pasado, la venta de flor de muerto dejó una derrama económica de más de cien millones de pesos; además de que ha posicionado al municipio como el primer productor a nivel nacional.

Mencionó también que, debido a la pandemia, el gobierno atlixquense reforzará los protocolos de salud para prevenir contagios por Covid – 19.

Asimismo, el funcionario enfatizó que se intensificará la promoción y difusión de la venta de flor de muerto para apoyar a los productores de la región, que esperan con ansias esas fechas, y dijo confiar que para el mes de noviembre la contingencia sanitaria permita efectuar las ventas, ya que muchas familias dependen de esos ingresos.

Por último, Lorenzo Díaz Ortega indicó que espera que las autoridades federales tengan buenas noticias y sea posible abrir los camposantos, donde se usa principalmente esta flor; además de los altares que suelen colocar tradicionalmente las familias mexicanas.