Contáctanos

Cultura

La Compañía Nacional de Teatro vuelve a los escenarios con el remontaje de La paz perpetu

La historia de La paz perpetua se desarrolla en una habitación cerrada, donde tres perros compiten para obtener el codiciado puesto de buscador antiterrorista de élite.

Redacción

A partir del texto del dramaturgo español Juan Mayorga, la Compañía Nacional de Teatro (CNT) del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) presenta el remontaje de la obra La paz perpetua, con dirección de Mariana Giménez, el cual se escenificará del 5 al 29 de noviembre, de jueves a domingo, en el Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes (Cenart).

Con los protocolos sanitarios establecidos por las autoridades, la puesta en escena se realiza en el marco de la campaña #VolverAVerte del INBAL.

La historia de La paz perpetua se desarrolla en una habitación cerrada, donde tres perros compiten para obtener el codiciado puesto de buscador antiterrorista de élite. Fuerza, sensibilidad, interferencia lógica y aún la condición moral, son cualidades que entran en juego en esta incómoda metáfora de las políticas de Estado contemporáneas.

Para Mariana Giménez, el propósito de esta obra es producir en el espectador una serie de interrogantes sobre la mecánica del mundo actual.

“El teatro es el lugar donde todo se pone en duda y exige un cambio de posición: experimentar otro mundo que se construye a partir de éste que habitamos. La pluma de Juan Mayorga posee un equilibrio entre sentido del humor ácido, juego dramático y postura crítica. Se trata de un autor nunca solemne, pero siempre sorprendente, expuso.

En ese sentido, añade que cuando no hay certezas se pone en juego todo. “Vivimos un momento excepcional, de las preguntas, del pronunciamiento, de las dudas y de las decisiones. Es el momento del teatro”, agregó.

La directora del montaje también reflexiona sobre la vigencia de los temas que aborda esta puesta en escena, la cual genera un vértice en el cual convergen varias preguntas, cuyas respuestas provocan otras tantas. Apuntó que la historia es una fábula en la que tres canes compiten para obtener un collar de perro de élite en la lucha contra el terrorismo. Pero la pieza no sólo habla de terrorismo, violencia y derechos humanos. También se refiere al poder, a la naturaleza de los seres humanos, a los mecanismos de manipulación que usan los Estados para mantener un control disfrazado de seguridad y al sentido mismo de la vida colectiva.

“El ejercicio consiste en preguntarse, como lo hacen Emmanuel, Odin y John John: ¿verdaderamente el fin justifica los medios?, ¿vale la pena vivir una vida evitando el riesgo a toda costa? Sin embargo, no hay fórmula para despejar estas incógnitas”, concluye Mariana Giménez.

La paz perpetua cuenta con la participación de Armando Comonfort, Erando González, Fernando Huerta Zamacona, Roldán Ramírez y Andrés Weiss, actores del elenco estable de la CNT. El equipo creativo de la obra está conformado por Estela Fagoaga, Ignacio Ferreyra y Mario Eduardo D´León como diseñadores de dispositivo escénico, vestuario e iluminación.

La paz perpetua se presentará del 5 al 29 de noviembre en el Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes (Cenart), avenida Río Churubusco 79, colonia Country Club Churubusco, Ciudad de México. Las funciones se realizarán jueves y viernes a las 20 horas, sábado a las 19 y domingo a las 18 horas. Es apta para mayores de 12 años, sin restricción.