Contáctanos

Deportes

La clavadista Paola Espinosa se mantiene motivada por lograr una tercera medalla olímpica

En 2019, conquistó el bronce en los Campeonatos Mundiales de Natación FINA Gwangju 2019, al lado de Melany Hernández, en la prueba de sincronizados trampolín 3 metros, y el pase olímpico para México.

Redacción

La doble medallista olímpica mexicana Paola Espinosa, continúa con la mira puesta en los Juegos Olímpicos de Tokio, Japón, evento que se pospuso para 2021, donde buscará, primero, su contraseña y después, llegar al podio en la disciplina de clavados.

“Seguimos preparándonos muy fuerte, Melany Hernández y yo, tenemos la mira bien puesta en los Juegos Olímpicos, no quitamos el dedo del renglón, estamos contentas, motivadas, ilusionadas”, declaró la clavadista.

En 2019, la clavadista conquistó la medalla de bronce en los Campeonatos Mundiales de Natación FINA Gwangju 2019, al lado de Melany Hernández, en la prueba de sincronizados trampolín 3 metros y el pase olímpico para México, en esta prueba.

“Seguimos con mucho ánimo, con entusiasmo y cada vez mejor, dispuestas a enfrentarnos con las mejores del mundo, que ya lo hemos hecho y nos ha salido todo bastante bien, vamos por muy buen camino, todo el equipo de trabajo que tenemos nos está ayudando a salir adelante”, detalló la ganadora Premio Nacional de Mérito Deportivo 2019.

Paola agradeció el ser postulada al Premio Nacional de Deportes 2020, por la Federación Mexicana de Natación, al tiempo que destacó los buenos resultados al lado de Hernández.

“Felices de lograr este pase histórico para México, en el trampolín 3 metros sincronizados, me gusta que esta medalla mundial sea la base de esta candidatura, porque nos costó mucho trabajo, regresar de ser mamá y darme cuenta que estoy entre las tres mejores del mundo es una sensación increíble. Después fuimos a la Serie Mundial en Canadá y logramos segundo lugar, entonces Melany y yo, ya hicimos lo más difícil, que es que, en un deporte de apreciación, los jueces te tomen en cuenta, que sepan que puedes ganar medalla”, resaltó la representante de Baja California Sur.

Por otro lado, dijo que actualmente se encuentra en buenas condiciones físicas.

“Me siento muy bien físicamente, esto es algo de la pandemia que sí tengo que agradecer, también a mi nutrióloga y a mi entrenador. El primer paso era que yo pudiera subir más de peso, para que el sincronizado se viera mejor, más lindo en el aire, creo que esto ya lo logré”, expresó.

Además, reiteró:

“Estamos listas, emocionadas e ilusionadas, este año olímpico que se atrasó fue un golpe duro, porque me sentía en mi mejor forma; acabábamos de estar en el control interno que fue en el CNAR y ganamos también en los clavados sincronizados, entonces llevábamos una buena racha, pero ahorita ya lo asimilamos, estamos fuertes, animadas y contentas. Me hizo muy bien este descanso, retomar fuerzas, estar en casa con mi hija, disfrutarla, entrenar en casa un tiempo”, dijo.

Por último, la subcampeona olímpica de Londres 2012 compartió que después del incendio que sufrieron las instalaciones del CODE Jalisco, donde entrenaba habitualmente el equipo de clavados de Iván Bautista, se trasladó al Centro Acuático Panamericano de Guadalajara 2011.