Contáctanos

Local

Hasta 150 kilos cargan jóvenes en “diablitos” en la Central de Abasto

Cada uno tiene su técnica, la cual varía dependiendo del producto, y por supuesto, del peso que transporten; por lo regular, son jóvenes, adolescentes, y en algunos casos niños los que se dedican a esta labor.

Miriam Espinoza

Más de 150 kilos por viaje en “diablitos” mueven de un lado para otro todos los días quienes trabajan en la Central de Abasto.

Por lo regular, son jóvenes, adolescentes, y en algunos casos niños los que se dedican a esta labor esencial en la cadena de prosecución de este centro de abasto.

Cada uno tiene su técnica, la cual varía dependiendo del producto, y por supuesto, del peso que transporten.

Algunos lo hacen acompañados, otros corren de grandes distancias, y otros esperan a que haya suficiente espacio libre para descender por las rampas.

En algunos casos es necesario tomar vuelo de una rampa otra para lograr subir la pesada mercancía.

Este grupo de jóvenes mueve al interior de la central de abasto cajas con fruta, jitomates, aguacate, uvas entre muchos otros.