Contáctanos

Local

Frío, el peor enemigo de San Miguel Canoa y La Resurrección

Uno de los ejemplos es la humilde casa de la familia Serrano Campos, ahí, vive Manuela, campesina de 80 años de edad quien desde muy temprano cuida de sus cultivos de maíz, a pesar de las bajas temperaturas.

Fernando Mendoza

Habitantes de San Miguel Canoa y La Resurrección temen por las bajas temperaturas.

Se abrigan con 2 o 3 cobijas para pasar la noche cuando las temperaturas descienden hasta 3 grados.

Uno de los ejemplos es la humilde casa de la familia Serrano Campos, ahí, vive Manuela, campesina de 80 años de edad quien desde muy temprano cuida de sus cultivos de maíz, y con la pala remueve la tierra, a pesar de las bajas temperatura.

A cargo de ella está su hija, Margarita Serran, quien sabe que cada temporada invernal es su peor enemigo para ella, su mamá y sus hijo.

“Mejor ya no salimos, en la noche ya esté mejor nos encerramos, ya no salimos para nada, como se abrigan aquí para dormir pues con las cobijas, tenemos 2 cobijas-3 cobijas. Y ya nos abrigamos con las cobijas y ya a acostarnos porque si no nos vamos a enfermar”, comentó.

Kilómetros más adelante se llega a San miguel Canoa, en las faldas de La Malinche, donde los campesinos como Margarita Pérez Cepeda y Pascual Manzano Arce, salen a trabajar a las 07:00 horas de la mañana, pesar de las bajas temperaturas.

“Como ya estamos cansados allá arriba hace mucho frío” porque nosotros trabajamos en el campo”, dijo.

De esta manera es como el panorama para estos habitantes de la periferia de la ciudad será de un ambiente gélido en los próximos días.