Contáctanos

Internacional

Expertos instan a Estados Unidos a garantizar los derechos del líder indígena arrestado en una protesta contra Trump

Es acusado de 4 delitos graves y 3 delitos menores luego de haber bloqueado junto con otras personas una carretera que lleva al lugar de la manifestación celebratoria de la independencia; le podrían dar 17 años de cárcel.

Redacción

Nicholas Tilsen es un indígena defensor de los derechos humanos de la Nación Sioux Oglala-Lakȟóta de Estados Unidos que fue arrestado junto con 15 personas más cuando protestaba contra el presidente Donald Trump por el mitin que éste convocó para celebrar la independencia del país el 4 de julio pasado en el monumento nacional de Mount Rushmore en el estado de Dakota del Sur.

Ese icono nacional se localiza en el territorio de la Gran Nación Sioux según el Tratado Sioux de 1868 y el evento fue organizado sin el consentimiento de los pueblos indígenas implicados.

Un grupo de cinco relatores especiales de la ONU en derechos humanos expresó gran preocupación este martes por las imputaciones contra el también presidente del Colectivo indígena NDN, que deberá comparecer ante un tribunal el próximo 18 de diciembre.

Acusaciones

Tilsen es acusado de cuatro delitos graves y tres delitos menores luego de haber bloqueado junto con otras personas una carretera que lleva al lugar de la manifestación celebratoria de la independencia. De ser declarado culpable de todos los cargos, podría enfrentar 17 años de prisión.

En un comunicado conjunto, los expertos señalaron que no pueden prejuzgar el resultado del caso, pero recalcaron su inquietud por el arresto y las imputaciones que se hacen a Tilsen en relación con el ejercicio de sus derechos como indígena, particularmente el derecho de asamblea.

“Llamamos a Estados Unidos a garantizar que se respete el derecho de Tilsen al debido proceso durante el proceso penal y también recordamos al país su obligación de garantizar la igualdad de protección sin discriminación que marca la ley”, apuntaron.

Los relatores enfatizaron su alarma, asimismo, por las denuncias de uso excesivo de la fuerza contra los activistas indígenas por parte de las fuerzas públicas y por los informes de vigilancia e intimidación ejercida por la policía local después de los arrestos.

SIN PROTECCIÓN CONTAR EL CORONAVIRUS

Además, recalcaron que el mitin de Trump, realizado sin el consentimiento de la Gran Nación Sioux, atrajo a unas 7500 personas que no usaban máscaras ni respetaban el distanciamiento físico. Dakota del Sur es uno de los estados más afectados del país por la pandemia de COVID-19.

Los expertos afirmaron que es esencial que las autoridades se esfuercen más por apoyar y proteger a las comunidades indígenas “que han sido afectadas de manera desproporcionada por la pandemia de COVID-19”.

“También pedimos a las autoridades que inicien un diálogo con la Gran Nación Sioux para la resolución de las violaciones del Tratado”, concluyeron.

Los firmantes del comunicado son los relatores especiales sobre los derechos de los pueblos indígenas, José Francisco Calí Tzay; sobre la situación de los defensores de derechos humanos, Mary Lawlor; sobre la libertad de asamblea pacífica, Clément Nyaletsossi Voule; sobre las formas contemporáneas de racismo, Tendayi Achiume; y sobre los derechos culturales, Karima Bennoune.