Contáctanos

Internacional

Este 15 de octubre se conmemora el Día Internacional de las Mujeres Rurales

Muchas de ellas sufren de aislamiento, de la difusión errónea de información y la falta de acceso a tecnologías críticas para mejorar su calidad de vida, tanto laboral como personal.

Redacción

“Construir la resiliencia de las mujeres rurales a raíz del COVID-19”, ese es el tema durante este 2020 para el Día Internacional de las Mujeres Rurales, que se conmemora este jueves 15 de octubre, para crear conciencia sobre las luchas de estas mujeres, sus necesidades y su papel fundamental y clave en nuestra sociedad.

La Organización de las Naciones Unidas explica que las mujeres y las niñas están en desventaja en esta pandemia, un problema que se agrava más aún en las zonas rurales.

Asimismo, precisa que las mujeres rurales ya enfrentaban, y se enfrentan, a batallas previas específicas en su vida diaria a pesar de sus roles clave en la agricultura, el suministro alimentario y la nutrición. Ahora, desde el COVID-19 y las necesidades de salud únicas en áreas remotas, les es menos probable tener acceso a servicios de salud de calidad, medicamentos esenciales y vacunas. Las normas sociales restrictivas y los estereotipos de género también pueden limitar la capacidad de las mujeres rurales para acceder a los servicios de salud.

Además, muchas de ellas sufren de aislamiento, la difusión de información errónea y la falta de acceso a tecnologías críticas para mejorar su vida laboral y personal.

A pesar de todo ello, han estado “al pie del cañón” en la pandemia, incluso con un trabajo de cuidados del hogar no remunerado que ha ido en aumento.

La pandemia también ha aumentado la vulnerabilidad de los derechos de las mujeres rurales a la tierra y los recursos. Las normas y prácticas discriminatorias de género impiden que las mujeres ejerzan los derechos sobre la tierra y la propiedad en la mayoría de los países y las viudas de COVID-19 corren el riesgo de ser desheredadas.

La seguridad de la tenencia de la tierra de las mujeres también se ve amenazada a medida que los migrantes desempleados regresan a las comunidades rurales, lo que aumenta la presión sobre la tierra y los recursos y agrava las diferencias de género en la agricultura y la seguridad alimentaria.

ONU Mujeres respalda el liderazgo y la participación de las mujeres rurales a la hora de diseñar leyes, estrategias, políticas y programas en todos los temas que afectan sus vidas.

Además, la capacitación dota a estas mujeres con habilidades que les permiten acceder a nuevos medios de subsistencia y adaptar la tecnología a sus necesidades.