Contáctanos

Local

Entre ollas y guisos, Salvador toma clases en la modalidad a distancia

Su familia tiene un puesto de comida, pero debido a que las ventas cayeron por la pandemia, su mamá, Guadalupe, no tiene dinero para pagarle a ayudantes, por lo que lo lleva al local.

Andrea Casco

Salvador cursa el cuatro grado de primaria, y aunque da lo mejor de sí, no se acostumbra a la educación de esta manera.

Su familia tiene un puesto de comida, pero debido a que las ventas cayeron por la pandemia, su mamá, Guadalupe, no tiene dinero para pagarle a ayudantes, por lo que lo lleva al local.

El pequeño Salvador no solo estudia, se suma a las labores del negocio: ayuda con el aseo, principalmente.

Mientras el trabajo pasa y las clases terminan, hay tiempo para jugar con el patín del diablo que le trajeron los Reyes Magos.

La situación es compleja para él y su familia, pues aseguran que a pesar del tiempo no se acostumbran a esta modalidad, incluso su madre nota que bajó un poco su rendimiento escolar.