Contáctanos

Regional

En el marco del tradicional Dia de Muertos, Zapotitlán de Méndez realizará Concurso de Globos de Cantoya

Serán alrededor de 90 globos los que darán color al cielo de este municipio, con modelos elaborados con hasta 60 pliegos de papel china para la categoría infantil y de 500 pliegos en adelante para la categoría libre.

Zacatlán FM

Como parte de los festejos por el de Día de Muertos, el municipio de Zapotitlán de Méndez desarrollará una nueva edición del Concurso de Globos de Cantoya, tradición desde hace más de 30 años, que de acuerdo con la costumbre local tiene como finalidad guiar a los fieles difuntos durante su visita al plano terrenal, para degustar las ofrendas que en su honor se instalan en esta época. 

Daniel Rojas, Director de Comunicación Municipal, comentó que este concurso contará con las categorías libre e infantil, y se llevará a cabo del 31 de octubre al 22 de noviembre en tres sedes diferentes: Tuxtla, Nanacatlán y la cabecera municipal, respectivamente.

Serán alrededor de 90 globos los que darán color al cielo de este municipio, con modelos elaborados con hasta 60 pliegos de papel china para la categoría infantil y de 500 pliegos en adelante para la categoría libre, cuyas figuras van desde romboides, cubos, estrellas y otras formas acompañadas de algunos diseños alusivos a esta fecha tan emblemática. 

Los aspectos a calificar serán: calidad de pegado, grado de complejidad, organización del equipo, diseño, destreza y tiempo de elevación del globo.

En total, se destinará una bolsa de 24 mil pesos para los primeros lugares.

Este concurso de desarrolla de manera paralela a un ritual bastante antiguo denominado “El Toque de Campanas”, en el que desde el medio día de 1 de noviembre hasta las 12:00 horas del 2 de noviembre, más de 100 personas entre niños, hombres y mujeres, hacen relevos para mantener de manera constante repicando las campanas de una torre de 35 metros de altura, ubicada a un costado de la iglesia de la Virgen de la Natividad.  

En dicho ritual también se hace una colecta de tamales denominada “chu cumpanero nap, kgimxqui mi n’huat” que en tutunaku se traduce como “tía, regáleme un tamal para el campanero”, que tiene como finalidad dar de comer a las personas que por la noche se mantienen en vela repicando la campana. 

Subrayando que tanto el concurso como el ritual se desarrolla implementando todas las medidas de sanidad pertinentes para evitar el riesgo de contagios.