Contáctanos

Internacional

El rover Perseverance de la NASA aterriza exitosamente en Marte

La misión Marte 2020 se lanzó el 30 de julio de 2020 desde la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral en Florida; marca un primer paso en el esfuerzo por recoger muestras de Marte y devolverlas a la Tierra.

Redacción

El rover más grande y avanzado que la NASA ha enviado a otro mundo aterrizó en Marte el jueves, después de un viaje de 203 días que atravesó 293 millones de millas (472 millones de kilómetros).

La confirmación del exitoso “touchdown” fue anunciada en el control de la misión en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA en el sur de California a las 3:55 p.m. EST (12:55 p.m. PST).

Llena de tecnología innovadora, la misión Marte 2020 se lanzó el 30 de julio de 2020 desde la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral en Florida; marca un primer paso ambicioso en el esfuerzo por recoger muestras de Marte y devolverlas a la Tierra.

“Este aterrizaje es uno de esos momentos cruciales para la NASA, los Estados Unidos y la exploración espacial a nivel mundial, cuando sabemos que estamos a punto de descubrir y afilar nuestros lápices, por así decirlo, para reescribir los libros de texto”, dijo el administrador interino de la NASA Steve Jurczyk.

Aproximadamente del tamaño de un automóvil, el geólogo y astrobiólogo robótico de 2.263 libras (1.026 kilogramos) se someterá a varias semanas de pruebas antes de comenzar su investigación científica de dos años del cráter Jezero de Marte.

Mientras que el rover investigará la roca y el sedimento del antiguo lecho del lago y delta del río de Jezero para caracterizar la geología de la región y el clima pasado, una parte fundamental de su misión es la astrobiología, incluida la búsqueda de signos de vida microbiana antigua.

Con ese fin, la campaña Mars Sample Return, que están planificando la NASA y la ESA (Agencia Espacial Europea), permitirá a los científicos en la Tierra estudiar muestras recogidas por Perseverance para buscar signos definitivos de vida pasada utilizando instrumentos demasiado grandes y complejos para enviarlos al Planeta Rojo.