Contáctanos

Internacional

El periodo entre las dos dosis de la vacuna contra el COVID-19 solo debe extenderse excepcionalmente: OMS

El Grupo Asesor de la OMS aconseja que la administración de la vacuna se produzca en un lugar donde existan los medios médicos para tratar un eventual choque anafiláctico.

Redacción

La Organización Mundial de la Salud recomienda que se mantenga el protocolo establecido para la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer/BioNTech que dispone suministrar a una misma persona dos dosis de la vacuna con una diferencia de entre 21 y 28 días.

Esta ha sido una de las recomendaciones que emitido el Grupo Asesor Estratégico de Expertos en Inmunización de la agencia de la ONU que se ha reunido este martes en Ginebra, explicó el doctor Alejandro Cravioto, miembro de ese Grupo.

No obstante, este Grupo señala que, en casos excepcionales y dependiendo de la situación epidemiológica de cada país y de la disponibilidad de las vacunas, se puede extender el periodo entre ambas dosis por un tiempo limitado.

“El Grupo Asesor Estratégico de Expertos en Inmunización recomienda la administración de las dosis de la vacuna entre 21 y 28 días. Mientras reconocemos la falta de información sobre la seguridad y la eficacia de una dosis más allá de tres o cuatro semanas, el Grupo ha hecho una disposición para países que están en circunstancias excepcionales epidemiológicas y de escasez de vacunas para que puedan retrasar unas semanas la segunda dosis con el objetivo de maximizar el número de individuos que se puede beneficiar de una primera dosis”, explicó el doctor Alejandro Cravioto, miembro de ese Grupo.

Más tarde, sus colegas Kate O’Brien y Joachim Hombach precisaron que se periodo de dilación entre la primera dosis y la segundad al que se refiere la disposición puede ser máximo de hasta seis semanas.

REACCIONES ALÉRGICAS

Otra de las recomendaciones se refiere a las reacciones alérgicas que la vacuna puede causar en algunas personas.

El Grupo Asesor aconseja que la administración de la vacuna se produzca en un lugar donde existan los medios médicos para tratar un eventual choque anafiláctico y dar el debido seguimiento a la reacción alérgica.

En cuanto a si las mujeres embarazadas deben recibir la vacuna, los expertos dijeron que eran incapaces de establecer una recomendación ante la falta de información científica existente en este momento, aunque estiman que en el caso de aquellas que trabajan en el sector sanitario, los riesgos de su inoculación son menores que los de no vacunarse.