Contáctanos

Internacional

Cuatro personas murieron durante la irrupción de simpatizantes de Donald Trump al Capitolio de Washington D.C.

Entre ellas, Ashli Babbit, veterana del Ejército de Estados Unidos, quien fue baleada por personal de seguridad del recinto; más de 50 de los asistentes fueron detenidos.

Redacción

Cuatro personas muertas, ese fue el saldo que dejó la irrupción de un grupo de simpatizantes del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al Capitolio de Washington D.C. la tarde del miércoles 6 de enero.

La turba interrumpió de manera violenta la sesión conjunta que se realizaba para contar los votos del Colegio Electoral, en la que se certificaría el triunfo del demócrata Joe Biden.

Ante el incidente, las autoridades de Washington D.C. decretaron un toque de queda.

Autoridades informaron que cuatro personas murieron, entre ellas, Ashli Babbit, veterana del Ejército de Estados Unidos, quien fue baleada por personal de seguridad del recinto; más de 50 de los asistentes fueron detenidos, por ir armados y por inclumplir el toque de queda

La sesión pudo reanudar horas después y Joe Biden fue certificado como el ganador de las elecciones presidenciales de 2020.

De acuerdo con la Sociedad Histórica del Capitolio de EE.UU., ayer fue la primera vez que el Capitolio de EE.UU. fue sido violado desde el ataque británico en 1814.