Contáctanos

Internacional

Casi diez años de conflicto en Siria dejan una ola de devastación

“Los niños, mujeres y hombres de Siria han pagado el precio cuando un gobierno autoritario brutal desató una violencia abrumadora para sofocar la disidencia”, dijo el presidente de la Comisión de Investigación Paolo Pinheiro.

Redacción

Después de una década de caos que se ha cobrado cientos de miles de vidas y desplazado a millones de personas, la Comisión de Investigación sobre Siria dijo en su último informe que ninguna familia siria ha quedado “ilesa”.

Al señalar que “las ciudades han quedado reducidas a escombros y una constelación de actores armados sigue atacando a la población”, la Comisión atestiguó que más de la mitad de la población anterior al conflicto ha sido desplazada interna o externamente.

“Los niños, mujeres y hombres de Siria han pagado el precio cuando un gobierno autoritario brutal desató una violencia abrumadora para sofocar la disidencia”, dijo el presidente de la Comisión de Investigación, Paolo Pinheiro.

Pinheiro además denunció fondos extranjeros oportunistas, armas y otros apoyos a las partes en conflicto que habían “echado leña a un fuego que el mundo se ha contentado con ver arder”.

Los sirios en zonas urbanas también han sufrido “grandes bombardeos aéreos y de artillería” y ataques con armas químicas, explicaron los investigadores, junto con asedios “que han provocado hambrunas y vergonzosas restricciones a la ayuda humanitaria incluso con la aprobación del Consejo de Seguridad“.

Pinheiro hizo nuevos llamamientos para un alto el fuego. También instó a la comunidad internacional a “hacer todo lo posible para apoyar una resolución pacífica y negociada del conflicto y ayudar a poner a Siria en el camino hacia un futuro estable, próspero y justo para todo su pueblo”.