Contáctanos

Cultura

Atzimba, de Ricardo Castro, será presentada por la Compañía Nacional de Ópera

Se estrenó el 21 de enero de 1900 en el Teatro Arbeu. Especialistas la han señalado como la primera gran ópera en español; Amado Nervo se refirió a ella como un hito en la historia operística mexicana

Redacción

La Compañía Nacional de Ópera del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) transmitirá, dentro de su cuarta temporada virtual, Atzimba, obra en tres actos con música de Ricardo Castro y libreto en español de Alberto Michel y Alejandro Cuevas, el domingo 8 de noviembre a las 17 horas en la plataforma Contigo en la distancia de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, el canal de YouTube del INBAL y las cuentas de Facebook del Instituto y de la Compañía.

Atzimba fue estrenada el 21 de enero de 1900 en el Teatro Arbeu con muy buena recepción. Algunos especialistas la han señalado como la primera gran ópera en español. El poeta Amado Nervo se refirió a ella como un hito en la historia operística mexicana y una importante obra inspirada en los mejores maestros.

La historia está ubicada en el periodo de la Conquista, durante el arribo de los españoles. Atzimba es una princesa purépecha. Como hermana del rey e integrante de la nobleza le corresponde acatar sus designios y evitar fraternizar con los invasores, por quienes los purépechas sienten gran rechazo. Huépac, gran sacerdote, está enamorado de Atzimba, pero ella no corresponde a sus sentimientos, pues en su corazón vive Jorge de Villadiego, un soldado español. El conflicto entre el amor, las tradiciones y la rivalidad bélica se ve reflejado en esta tragedia en la que el nudo dramático tiene un desenlace inesperado.

Además de lo exótico que rodea la época en la que se ubica su historia, esta obra se ha hecho mítica luego que, por razones desconocidas, se extraviara la orquestación completa del segundo acto.

Más de 50 años después de su última presentación y tras un largo trabajo de investigación y reestructuración, el compositor Arturo Márquez se encargó de orquestar la parte perdida con el estilo del primero y del tercer acto. Esta labor de rescate ha sido elogiada por la relevancia que representa para el catálogo operístico nacional y por los recursos artísticos empleados por Márquez en un despliegue de imaginación y maestría orquestadora.

La función que se transmitirá en línea corresponde a la temporada 2014 de la Compañía Nacional de Ópera, en el marco de la conmemoración por el 150 aniversario del nacimiento de Ricardo Castro (1864-1907). En 1952, la legendaria soprano Rosa Rimoch encarnó a Atzimba en el Palacio de Bellas Artes y desde entonces esta obra no había sido representada.

El reparto de la producción del INBAL está integrado por la soprano Violeta Dávalos en el papel principal, el tenor Carlos Arturo Galván como Jorge de Villadiego y el bajo-barítono Guillermo Ruiz en el papel de Huépac. También intervinieron la contralto Ana Caridad Acosta y los barítonos Carlos Sánchez y Armando Gama.

La dirección de escena estuvo a cargo de Antonio Salinas, sobre el concepto de Luis de Tavira. El diseño de escenografía e iluminación estuvo a cargo de Jesús Hernández; el de vestuario, de Estela Fagoaga; el de maquillaje, de Mario Zarazúa, y el de joyería, de Sara Emilia Olvera. Participaron, asimismo, el Coro y la Orquesta del Teatro de Bellas Artes, el primero dirigido por Iván López Reynoso; todos con la dirección de Enrique Patrón de Rueda.