Contáctanos

Deportes

Atleta y entrenador, una fórmula para el éxito deportivo, considera el preparador de tiro deportivo, Blas Ruiz

Es preparador en la disciplina de tiro y actualmente potencia el talento de Edson Ramírez, que a sus 20 años es campeón centroamericano y medallista panamericano.

Redacción

“Siempre es gratificante que se reconozca el trabajo”, expresó el preparador de tiro deportivo Blas Ruiz Martínez, a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), pues el pasado 14 de octubre se hizo acreedor al Premio Estatal del Deporte 2020, como entrenador absoluto en el estado de Coahuila, galardón que recibirá el próximo 5 de noviembre en el Palacio de Gobierno.

En el ayer, Ruiz también fue seleccionado nacional, por lo que sabe qué necesidades tiene un atleta en esta disciplina; además, esto le ha permitido guiar de mejor manera a Edson Ramírez, actual campeón centroamericano y medallista panamericano, logros que validan su trabajo en los últimos 12 meses.

 El joven tirador, recientemente brilló en Lima 2019, en la especialidad de rifle de aire 10 metros, donde además de obtener las medallas de plata y bronce, consiguió su plaza a los Juegos Olímpicos de Tokio, por lo que Blas Ruiz calificó la conexión entrenador-atleta como la “clave del éxito” y una “alegría compartida”.  

“El éxito de un atleta y de un entrenador van de la mano; un entrenador no puede hacer gran cosa sino tiene atletas decididos, disciplinados, constantes y que tengan la calidad para poder llevarlos al alto rendimiento, pues si el atleta no tiene un entrenador con ciertos conocimientos, dedicación y disciplina, difícilmente el atleta llegaría al alto rendimiento”, dijo Ruiz.

También se dijo contento en que se fijen en el trabajo y esfuerzo que hacen, eso sigue alentándole y dándole ánimos para seguir trabajando, pero al mismo tiempo, dijo, le compromete a aprender más, a ser un entrenador más entero en cuestión de enseñanza, técnica, y demás.

“Por eso también nos estamos preparando y, cada competencia, cada entrenamiento, son experiencias de las cuales sigues aprendiendo”, detalló.

TOKIO 2020, SUS TERCEROS JUEGOS OLÍMPICOS COMO ENTRENADOR

Para Ruiz Martínez, el Premio Estatal del Deporte es una motivación que acentúa el deseo de tener resultados sobresalientes en la capital japonesa, pues tras haber guiado también  a Rosa Peña en Londres 2012 y Goretti Zumaya en Río 2016, el preparador destacó que Edson Ramírez, al cual tiene cinco años potenciando su talento, posee las armas necesarias para realizar un debut de ensueño en la máxima justa deportiva.

Reiteró que los Juegos Olímpicos son el evento más grande del planeta, la justa más importante para un atleta, y que el hecho de que ya haya estado ahí en dos ocasiones anteriores, le da un panorama más grande para poder enseñarle y explicarle qué es lo que va a vivir. “Juegos Centroamericanos, Panamericanos, Copas del Mundo, son importantes, pero no tienen la magnitud e importancia como los Olímpicos”, consideró.

“Edson es un chavo que tiene muchísimo talento, es muy decidido con lo que tiene. Cuando lo comencé a entrenar, hace aproximadamente cinco años, él creía que era muy aventurado pensar en ir a unos Juegos Olímpicos, él pensaba a corto plazo, pero lo hacía muy firme, entonces cuando lo entiende de esa manera y lo va haciendo paso a paso, cada vez va creciendo el conocimiento y le dan las ganas de adquirir compromisos más grandes, eso es lo que lo ha llevado hasta ahora, ha sabido ir paso a paso firme con el trabajo, sobre todo la dedicación y disciplina, que es la clave”, explicó.

De ese modo, Ruiz destacó que su experiencia como atleta, la cual duró cerca de una década, teniendo su última competencia en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, le da las bases para transmitirle a sus pupilos la experiencia y conocimientos que ahora desempeña desde el banco.

“Mi experiencia como atleta, medallista individual y en equipos, Centroamericanos, Panamericanos, Copas del Mundo, todo eso es una pieza muy importante en mi carrera como entrenador, porque ya sé lo que se siente estar ahí y eso es lo que trato de transmitirle a los chavos, pues parte del entrenador es pasar bastante tiempo preparando al atleta, el éxito no es casualidad sino una consecuencia de un trabajo muy duro de mucha dedicación”, puntualizó.