Contáctanos

Local

Agua de Puebla reubica y construye nueva línea de conducción del Pozo La Era

La obra contempla la introducción de tubería de 4 pulgadas de PVC orientado, en una longitud de 750 metros para la red de la zona, lo que beneficiará a más de 230 habitantes de varias colonias de la capital de Puebla.

Redacción

Agua de Puebla para Todos realiza la reubicación y construcción de una nueva línea de conducción de agua potable proveniente del pozo la Era, lo que permitirá reestablecer y garantizar el abasto normal a la colonia Santa Catarina y los Barrios Santa Catarina y San Miguel, en la junta auxiliar de San Francisco Totimehuacán, dentro del polígono de cobertura de la empresa, en la zona sur-oriente de la ciudad.

La obra contempla la introducción de tubería de 4 pulgadas de PVC orientado, en una longitud de 750 metros para la red de la zona, lo que beneficiará a más de 230 habitantes de dichas colonias, luego de que la tubería fuera afectada por la crecida del río por donde atravesaba la misma.

Se construyen además 2 cajas de operación de válvulas a través de las cuales se dará mantenimiento y alojará las válvulas de admisión y expulsión de aire; se realizarán dos interconexiones para unir la nueva red con la red existente y se construirá 1 cruce de barranca en tubería de acero al carbón en 35 metros, trabajos que quedarán concluidos a fines del mes de febrero.

La nueva línea de conducción se construye actualmente sobre las calles Francisco I. Madero, la 5 norte y continuará sobre la calle Benito Juárez, o prolongación del boulevard Valsequillo – capitán Carlos Camacho Espíritu, lo que permitirá mejorar servicio al contar con una nueva línea de conducción que garantiza la continuidad del abasto, evitando las interrupciones al suministro, además de contar con la capacidad de incrementar el volumen de conducción, una vez que se tengas mayores volúmenes disponibles en esa zona.

Cabe destacar que la línea de conducción del pozo “La Era” atravesaba el río Alseseca, pero se realiza su reubicación con el fin de no tener más daños en la línea que se encontraba en riesgo permanente durante la temporada de lluvias, lo que provocaba la afectación del servicio de distribución de agua potable en la zona.